martes, 6 de octubre de 2009

¿Por qué el hielo quema?


Seguro que muchos de nosotros hemos tenido en nuestras manos un cubito de hielo y al cabo de un rato hemos experimentado la sensación de que nos estabamos quemando. El caso es que nuestra organismo está compuesto por células vivas que requieren unas determinadas condiciones ambientales para continuar viviendo: unos grados de salinidad y acidez adecuados, disponer de nutrientes y una temperatura adecuada.Al someter a nuestras células a una temperatura extremadamente baja, las células se mueren y pueden producirse heridas semejantes a una quemadura. Asimismo, los sensores que tenemos en la piel nos envían las sensaciones recibidas al cerebro, y estas sensaciones pueden ser muy variadas y el cerebro interpretarlas de forma subjetiva. Así, por ejemplo, determinadas acciones realizadas sobre nuestros detectores de temperatura, como puede ser una fuerte presión o coger nieve o un cubito de hielo, pueden llegar a ser interpretados como una sensación de calor.Eso sí, lo que nuestros detectores de la piel nos dejan muy claro es que debemos retirar la mano o tirar el cubito de hielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada